viernes, 24 de enero de 2020

Estrategias del destino



Fecha de publicación: Abril 2017 (Ed. Kiwi) Original: Noviembre 2008

Longitud aproximada: 385 páginas

Sinopsis:

  Tras el fallecimiento de su padre, su única familia, Claire descubre que está arruinada y no tiene ni el techo que la cobija. Ante su precaria situación, decide marchar a Londres para vender las pocas posesiones que le quedan y buscar un trabajo con el que mantenerse. La llegada de unos parientes, de los que desconocía su existencia y que desean hacerse cargo de ella, le supone un inesperado golpe de suerte; aunque pronto comprenderá que se ha equivocado y tiene que huir.

 Julian, veterano de la guerra contra Napoleón, es un hombre marcado por su pasado y desengañado del amor, que vive aislado de la sociedad y volcado en sus experimentos agrícolas. Un problema familiar le obliga a ir a Londres, y es allí donde el destino decide unir las vidas de ambos. Pero innumerables obstáculos y peligros les aguardan en su camino hacia la felicidad, poniendo a prueba la fuerza de sus sentimientos. ¿Lograrán superarlos?


Mi pequeña opinión

   No pensaba que leería esta novela tan rápidamente, me enganché a la historia a las pocas páginas y me ha sorprendido, para bien, la narrativa de Amber ya que tiene una pluma muy delicada y elegante que te invita a seguir leyendo. Como suele ocurrirme el libro llevaba ya bastante tiempo en mi lector y salió al descargar un paquete de novelas históricas para intercalar con otras de temática contemporánea. Mi decisión de leer libros que ya tenía comprados está resultando una buena idea por las interesantes novelas que estoy encontrando además de quitarme muchos títulos que tenía pendientes.

 En esta ocasión se trata de una novela de romance histórico ambientada en 1818, narrada en tercera persona, en donde al principio conoceremos a los personajes principales por separado. No se nos lanza de cabeza sobre el romance, sino que nos permite ir conociendo a cada uno y las situaciones que han marcado su estado actual de manera independiente, por lo que llegamos a conocerlos más a fondo.


 Ella es una mujer fuerte y luchadora, pero se verá superada por las circunstancias. La muerte de su padre y la pérdida económica que la deja sin herencia la pondrán a prueba. Claire, en un primer momento, me ha gustado por ser un personaje perseverante, no se queda esperando para salir de los problemas, sino que está dispuesta a trabajar para poder seguir adelante y mejorar su vida, aunque con ello deba rebajar su estatus social, algo impensable para muchas las damas de sociedad arruinadas, con ello demuestra su inteligencia y sentido común, haciendo de ella un personaje peculiar. Pero, a su vez, me ha molestado muchísimo que en ocasiones sea tan ingenua e inocente, sobre todo a la hora de confiar ciegamente en los demás, no siendo coherente su inteligencia con su comportamiento.

 Julian por su parte es un hombre que no confía en las mujer debido a un engaño sufrido, fue traicionado en el pasado y, desde entonces, es incapaz de abrirse al amor. Esto lo convierte en un personaje taciturno y reservado, que solo muestra cariño en el ambiente familiar. Resulta confuso su comportamiento al conocer a Claire, lo mismo la protege y la cuida, que la trata fatal, mostrandose incluso déspota y despectivo con ella, para al momento siguiente sentirse mal por el trato dispensado.

 Como me ha ocurrido en ocasiones con otros personajes, debo justificar esos rasgos contradictorios en las personalidades de ambos por las estrictas normas sociales de la época, que limitaba excesivamente el comportamiento, sobre todo el femenino. Nunca hay que olvidar sobre que época estamos leyendo y no se debe extrapolar al comportamiento actual.


 La trama general de la novela es sencilla, no tiene grandes giros inesperados, y la parte romántica no comienza hasta la mitad del libro. Lo más atrayente para mi de la primera parte es la subtrama de intriga, un malvado plan que nos mantiene en vilo durante varios capítulos con un repertorio de malos malísimos dignos de mención, pero se me quedó algo escasa y mal desarrollada, esperaba que al final, cuando todo se descubre tomara más protagonismo pero no fue así. Y, por desgracia, la trama romántica se me estropeo por el “instant love” fulminante, desarrollándose todo en un tiempo récord, que deslució mucho el romance y lo hizo bastante inverosímil dada la personalidad de sus protagonistas. Hay momentos quizás excesivamente descriptivos que ralentizan el ritmo y otros que, en mi opinión, deberían haberse desarrollado de otra forma, en especial creo que se debería haber utilizado más recursos para dar noción del paso del tiempo y no resolver toda la trama en escasos quince días.

 En definitiva en esta novela la pluma de la autora consigue hacer la historia atrayente, acercandote a los protagonistas tanto juntos como por separado, con un vocabulario fino y cuidado, digno de aquella época, que consigue atraparte entre sus páginas, por lo que consigue un libro sencillo y dulce a la vez y que finalmente cumple con su cometido que es entretener al lector. A mi me ha gustado.


 ¿Habéis leído su continuación? Gregory es un personaje que llamó mi atención y curiosidad, por lo que seguramente en un futuro lea la segunda parte de la serie, Hechizo de sirena. Entonces me ahorraré leer la sinopsis de ese libro porque en este creo que es demasiado explícita y revela parte de la trama.



4 comentarios: